Patologías del sistema endocrino.

Las patologías relacionadas con el sistema endocrinoson muchas y muy variadas y hacen referencia a unmal funcionamiento de las glándulas y a su secreciónhormonal, ya sea por exceso o por defecto.

Las alteraciones en la producción endocrina se pueden clasificar como dehiperfunción (exceso de actividad) o hipofunción (actividad insuficiente). Lahiperfunción de una glándula puede estar causada por un tumor productor dehormonas que es benigno o, con menos frecuencia, maligno. La hipofunción puededeberse a defectos congénitos, cáncer, lesiones inflamatorias, degeneración,trastornos de la hipófisis que afectan a los órganos diana, traumatismos, o, en elcaso de enfermedad tiroidea, déficit de yodo. La hipofunción puede ser tambiénresultado de la extirpación quirúrgica de una glándula o de la destrucción porradioterapia

Algunasde ellas son:

Diabetes mellitus: en las personasdiabéticas, el páncreas produce poca oninguna insulina; o bien, las células noresponden a ella.

La más conocida es la diabetes mellitus, por un defecto en la producción de lahormona pancreática insulina, o puede ser consecuencia de una respuestainadecuada del organismo.

Es una común enfermedad producida por una alteración del metabolismo de loscarbohidratos en la que aparece una cantidad excesiva de azúcar (glucosa) en lasangre y en la orina (hiperglucemia e hipergluconuria). Afecta de un 1 a un 2% de lapoblación, aunque en el 50% de los casos no se llega al diagnóstico.

Es una enfermedad multiorgánica ya que puede lesionar los ojos, riñones, elcorazón y las extremidades. También puede producir alteraciones en elembarazo.

Se distinguen dos formas de diabetes mellitas:

  • La tipo I, o diabetes mellitus insulino-dependiente (DMID), denominadatambién diabetes juvenil, afecta a niños y adolescentes, y se cree producidapor un mecanismo autoinmune. Constituye de un 10 a un 15% de los casos yes de evolución rápida.
  • La tipo II, o diabetes mellitus no-insulino-dependiente (DMNID), o diabetesdel adulto, suele aparecer en personas mayores de 40 años y es deevolución lenta. Muchas veces no produce síntomas y el diagnóstico serealiza por la elevación de los niveles de glucosa en un análisis de sangre uorina.

Tratamiento

El tratamiento adecuado permite disminuir el número de complicaciones Con eltratamiento adecuado la mayoría de los diabéticos alcanzan niveles de glucosa enun rango próximo a la normalidad. Esto les permite llevar una vida normal y previene las consecuencias a largo plazo de la enfermedad. Los diabéticos tipo I olos tipo II con escasa o nula producción de insulina, reciben tratamiento con insulinay modificaciones dietéticas. El paciente debe ingerir alimentos en pequeñas dosis alo largo de todo el día para no sobrepasar la capacidad de metabolización de lainsulina. Son preferibles los polisacáridos a los azúcares sencillos, debido a que losprimeros deben ser divididos a azúcares más sencillos en el estómago, y por tantoel ascenso en el nivel de azúcar en la sangre se produce de manera másprogresiva. La mayoría de los pacientes diabéticos tipo II tienen cierto sobrepeso; labase del tratamiento es la dieta, el ejercicio y la pérdida de peso (que disminuye laresistencia de los tejidos a la acción de la insulina). Si, a pesar de todo, persiste unnivel elevado de glucosa en la sangre, se puede añadir al tratamiento insulina. Lospacientes que no requieren insulina, o los que tienen problemas con las inyeccionesde insulina, pueden utilizar medicamentos por vía oral para controlar su diabetes.

En la actualidad, hay bombas de infusión de insulina que se introducen en elorganismo y liberan la hormona a un ritmo predeterminado. Esto permite realizar uncontrol más exhaustivo de los niveles de glucosa en la sangre; sin embargo, haycomplicaciones asociadas a este tratamiento, como son la cetoacidosis y lasinfecciones en relación con la bomba de infusión.

Para ampliar información sobre las alteraciones del sistema endocrino puedesconsultar la siguiente página Web: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/endocrinediseases.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001214.htm

Enanismo y gigantismo: se producen por eldéficit y el exceso, respectivamente, durantela etapa de desarrollo del individuo, de lahormona de crecimiento segregada por lahipófisis.

Hiper e hipotiroidismo: producidos por hiper e hipofunción de la glándula tiroidea.

Hirsutismo: crecimiento excesivo de vello en mujeres siguiendo un patrón masculino dedistribución, producido por un exceso en la secreción de andrógenos (testosterona).

Enfermedad de Addison: disminución de la secreción de hormonas por daño de la cortezasuprarrenal que se caracteriza por cansancio, tensión arterial baja, adelgazamiento ypigmentación excesiva de la piel.

Carcinomas o tumores de las distintas glándulas (de páncreas, de tiroides, de ovario, detestículo).

 E. Evolución del metabolismo a lo largo del ciclo vital.

Una dieta adecuada es aquella que consigue mantener al individuo en un estado de suficiencia nutritiva,satisfaciendo sus necesidades en la etapa particular del ciclo de vida en que se encuentre y sinproporcionarle un exceso de nutrientes que lleve a la acumulación de estos en el organismo.

A través del ciclo vital, el metabolismo del individuo cambia, ya sea debido a factores como la edad, elembarazo, la lactancia o bien a procesos patológicos. También, pueden evolucionar las necesidadesenergéticas de la persona o la síntesis de nutrientes de los alimentos ingeridos. Por todo esto, es comúnque debamos adaptar la alimentación y proporcionar una dieta equilibrada a cada uno de los pacientessegún su estado y necesidades individuales.

En el caso de los mayores, éstos suelen mantener los hábitos alimenticios que han tenido a lo largo detoda su vida; sin embargo, su nutrición está condicionada por factores como los cambios fisiológicos,físicos y sociales que conlleva esta etapa de la vida, o el deterioro físico y psicológico que puedeaparecer como consecuencia del envejecimiento.

E.1 Cambios en la persona mayor.

En las personas mayores en general, se produce una disminución de la tasa metabólica basal y de laactividad física, lo que hace que también disminuyan sus necesidades energéticas. No obstante,debemos tener muy presente que la persona mayor pertenece a un grupo poblacional considerado como

grupo de riesgo de sufrir malnutrición. Esto se debe a diferentes factores como, por ejemplo, lasmodificaciones fisiológicas que se registran en el sistema gastrointestinal como consecuencia del procesode envejecimiento; o los factores psicológicos y sociales que dificultan que mantenga un hábito alimenticio adecuado y evite una dieta desequilibrada, tanto por exceso como por defecto, que los lleve ala malnutrición.

Todos estos elementos deberán ser tenidos en consideración para que, en la medida de lo posible,adaptemos la dieta y la forma de ingerir los alimentos al paciente de modo que se minimicen los efectosnegativos de estos cambios en la salud de la persona mayor.

Algunas de las modificaciones fisiológicas que se presentan en la persona mayor son:

– Producción de saliva insuficiente (xerostomía), lo que dificulta la deglución. Procuraremos aportarles alimentos blandos y húmedos, evitando los secos y empalagosos.

– Alteración en el sentido del gusto y el olfato, lo que provoca pérdida de apetito e interés por losalimentos.

– Falta de piezas dentales. Si la dentadura está deteriorada o faltan piezas se debe administraruna dieta blanda siempre tendiendo presente que ésta NO DEBE SUPONER, en ningún caso,una disminución del aporte nutricional en la ingesta.

– Pérdida de peso y de masa muscular y ósea.

– Aumento de masa grasa.

– Disminución del agua corporal por reducirse la sensación de sed y, por tanto, de la ingesta delíquidos; y también por retener los riñones menos cantidad de agua.

– Enfermedades crónicas (hipercolesterolemias, hiperuricemias, nefropatías e hipertensión arterial)que hacen necesaria la limitación de la ingesta de ciertos alimentos.

– Interacciones farmacológicas de ciertos medicamentos con procesos como la absorción,metabolismo y excreción de alimentos.

– Afecciones crónicas del aparato digestivo, como son:

× Disminución de las secreciones digestivas (hipofunción secretora digestiva); afecta a laactividad enzimática en las glándulas salivales, gástricas, pancreáticas y del intestino.

× Disminución de la absorción intestinal (del hierro, de la vitamina B12 y del calcio).

× Estreñimiento por disminución del peristaltismo intestinal, menor producción de mocointestinal, falta de ejercicio físico… Puede conllevar molestias intensas, dolor abdominale incluso fobia a la ingesta.

– Trastorno en el metabolismo de los hidratos de carbono de absorción rápida, lo que conlleva unaresistencia a la utilización de glucosa.

– Dificultad para la preparación de los alimentos por limitaciones sensoriales (visual o auditiva) yfuncionales (merma de la autonomía para su propio abastecimiento y autocuidado).

Entre los factores psicosociales que afectan a la nutrición de la persona mayor, encontramos lossiguientes:

– Conocimiento inadecuado de los principios fundamentales de la nutrición, lo que conlleva la malaselección de los alimentos.

– Discapacidades cognitivas que provocan problemas para la obtención y preparación de lacomida y su ingesta y para mantener un adecuado hábito alimenticio.

– Aislamiento y soledad, que conlleva problemas de autoestima y despreocupación por sualimentación y autocuidado.

– Recursos económicos limitados para la obtención de los alimentos.

– Cultura gastronómica y hábitos previos inadecuados.

– Ingreso en residencias, hospitales u otros centros similares: en ellos, los ancianos estánsometidos a dietas monótonas y poco atractivas, lo que da lugar a que éstos no estén biennutridos y a que se nieguen a comer.

Comprobación de hojas de dietas

La dietética (técnica de utilizar los alimentos de forma adecuada y conveniente) sugiere seguir una dieta equilibrada, variada y suficiente para cubrir las necesidades nutricionales del paciente.

Los principios básicos de una dieta equilibrada son:

La variedad Es necesario consumir alimentos de todos los grupos energéticos, reguladores, formadores y misceláneos
La proporcionalidad Hay que disminuir el consumo de alimentos con alto contenido calórico (grasas, colesterol, azúcar) y aumentar el consumo de frutas, verduras y cereales integrales.
La moderación Es conveniente restringir el consumo de productos con grasas perjudiciales para la salud como la bollería industrial, azúcares refinados y alcohol.
La actividad Es recomendable realizar ejercicio físico para mantener un peso correcto y un óptimo estado de salud. En función de la actividad realizada, se tendrán unas necesidades energéticas concretas.

Denominamos dieta al conjunto de hábitos y comportamientos alimenticios y nutricionales que unapersona toma como estilo de vida. Ésta puede verse influenciada por factores tales como la edad, cultura,clima, factores socioeconómicos, religión, etc. La dieta es una herramienta que puede aplicarse apersonas sanas o enfermas, con fines educativos, preventivos o terapéuticos, sobre individuos ocolectivos.

Toda dieta debe cumplir las cuatro leyes fundamentales de la alimentación:

– Completa. Debe aportar todos los nutrientes que requiere el organismo en cantidad suficiente.

– Equilibrada. Debe guardar una relación adecuada entre los diferentes nutrientes (hidratos decarbono – 50-55%; grasas – 30-35%; proteínas- 15%).

– Variada. Debe contener tan diversos alimentos como sea posible.

– Adecuada en calidad y cantidad. Debe ser proporcionada según las características individuales(por ejemplo, edad, sexo, actividad física,…) haciendo posible que quien la realiza se mantengadentro de los límites de peso adecuados.

También, son elementos importantes:

– la distribución de los alimentos a lo largo del día;

– cómo los ingerimos;

– adecuación de la dieta a la finalidad perseguida.

Una dieta saludable normal, en la práctica, debe:

– Ser variada.

– Ser rica en frutas, verduras, cereales y legumbres.

– Ser rica en leche y derivados lácteos, preferiblemente semidesnatados o desnatados.

– Evitar un consumo excesivo de grasas. Las grasas no deben superar las 30-35 % de las caloríastotales; y las grasas saturadas no deben superar en 10% del total de las grasas (utilizar aceitede oliva para cocinar y en crudo).

– Promover un consumo moderado de proteínas. Incrementar el consumo de pescado conrespecto al de carne.

– Incluir entre 1 y 2 litros de agua diaria.

– Evitar las bebidas alcohólicas, gaseosas, con cafeína y el consumo de sal.

– Evitar el tabaco.

– Ser complementada con la realización de actividad física diaria.

El menú es el conjunto de platos que componen una comida. Éste se confeccionaen función de las necesidades energéticas y nutricionales, y teniendo en cuenta también los gustos y preferencias, la disponibilidad de losalimentos, la distribución calórica, la variedad, etc. Para la elaboración de los menús se requiere una formación y conocimiento de todos estos aspectos.

Como profesionales debemos tener en cuenta…

En las instituciones sanitarias y en la realización de nuestro trabajo diario, a la hora de la alimentación, deberemos tener en cuenta las siguientes generalidades:

 

– Todos los pacientes ingresados tendrán adjudicada una dieta diaria en relación a sus necesidades individuales, previa valoración facultativa.

– Cada bandeja de alimentación vendrá identificada con el nombre del paciente y el tipo de dieta que contiene.

– Antes de entregar la bandeja, deberemos comprobar los datos del usuario para evitar equivocaciones.

– Entregaremos en último lugar las bandejas de los pacientes dependientes que necesiten de nuestra ayuda para comer.

– Para facilitar la ingesta, colocaremos al paciente en la posición adecuada y prepararemos la habitación con todo el material necesario, poniéndolo al alcance del usuario.

– Confirmaremos que la temperatura de la comida es adecuada.

– Tras la ingesta, observaremos la cantidad de comida ingerida por el paciente y lo anotaremos en su gráfica.

– Recogeremos las bandejas.

– Ayudaremos o realizaremos la higiene bucal, según el grado de dependencia del paciente.

Dietas y menús de instituciones sociosanitarias.

En las instituciones sociosanitarias es habitual la utilización de dietas terapéuticas dirigidas a subsanar un desequilibro metabólico.

La dieta terapéutica es la modificación del tipo de alimentación habitual del individuo debido a un proceso patológico.

Las finalidades de una dieta terapéutica son una de las siguientes:

  • Prevenir la aparición de síntomas de una determinada enfermedad
  • Constituir el tratamiento de una enfermedad
  • Eliminar la ingestión de algunos alimentos.

Tipos de dietas.

  • Dieta absoluta: es la ausencia de dieta (ni líquidos ni sólidos) hasta nueva prescripción médica. Suele estar indicada antes y después de intervenciones quirúrgicas, de realización de determinadas pruebas yen patologías abdominales concretas.
  • Dieta normal o basal: suele ser una dieta general, en la que la persona puede comer de todo. Sueleaportar entre 2500 y 3000 kcal diarias. Suministra todos los nutrientes esenciales en proporciónequilibrada (50-55% de hidratos carbono, 30-35% de grasas y 15% de proteínas). Está indicada en todaslas personas que no requieran un régimen especial debido a ninguna patología.
  • Dieta líquida: se basa en la ingesta de líquidos exclusivamente (agua, té, zumo, caldo…). Suele estarindicada en personas con dificultad para masticar o deglutir, durante procesos gastrointestinales (comovómitos o diarrea) o bien como paso siguiente tras una dieta absoluta.
  • Dieta blanda: su consistencia es blanda, de fácil digestión y, generalmente, bien tolerada. Aporta losalimentos semi-sólidos o triturados, tales como puré, sopas, arroz, pescado hervido, jamón cocido, flanes,yogurt, etc. Es una dieta aconsejada para pacientes con dificultad para masticar o deglutir, en infeccionesgastrointestinales, como siguiente paso tras la dieta líquida o en personas que no toleran la dieta normal.
  • Dieta astringente: es una dieta pobre en fibras, siendo la base de la alimentación los cereales y susderivados, evitando los condimentos estimulantes y la celulosa presente en hortalizas, frutas y verduras.Está indicada en procesos diarreicos y ciertas patologías grastrointestinales.
  • Dieta laxante o rica en fibras: los alimentos más utilizados son vegetales, como el salvado, alcachofas,habas, espinacas, judías verdes, acelgas, etc. Debe suministrar al menos 6g/día de fibra cruda. Estáindicada en pacientes con estreñimiento, diverticulosis de colon61,… y ayuda en la prevención del cáncerde colon, la obesidad y la diabetes.
  • Dieta hipercalórica: es una dieta basada en un alto aporte calórico, alrededor de 3500 Kcal. La mayorparte del aporte calórico corresponderá a los hidratos de carbono y se tomarán alimentos guisados, ensalsa, aumentando también el consumo de grasas. Es una dieta indicada en pacientes con malnutrición,gasto energético excesivo o mala absorción de nutrientes.
  • Dieta hipocalórica: se fundamenta en un bajo aporte calórico, entre 1000 y 2000 Kcal. Los alimentos sepreparan de forma sencilla, evitando salsas, guisos y fritos. En este tipo de dieta es conveniente unaporte de vitaminas y minerales. Es la dieta idónea en pacientes con obesidad.
  • Dieta hiposódica: se basa en la reducción del sodio, ingerido principalmente como condimento ytambién presente en buena cantidad en ciertos alimentos como las aceitunas, los embutidos, los quesos,el marisco, etc. Es la dieta aconsejada en pacientes con hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca orenal.
  • Dieta diabética: restringe ciertos hidratos de carbono (almidones) y suprime otros (glucosa y sacarosa),siendo habitualmente de 2000 Kcal aproximadamente (el aporte calórico corresponde al normal de unadieta equilibrada, variando el reparto de calorías según los grupos de alimentos). Es habitual unir a ladieta diabética una hipocalórica si nos encontramos ante un paciente diabético y obeso. Debemos evitaren la dieta habitual la bollería, los dulces y las grasas, y reducir el consumo de pastas, arroces, pan ypatatas. Se recomiendan 5 comidas ligeras envez de 3 copiosas, junto con la realización de ejerciciosuave.
  • Dieta sin gluten: carece de gluten (mezcla de dos proteínas: glutenina y gliadina), que se encuentraprincipalmente en el trigo y otros cereales (centeno, avena, cebada…), eliminando por tanto alimentoscomo las pastas, el pan, la bollería, las galletas, etc. Está indicada en pacientes intolerantes o alérgicos algluten, denominados celíacos.
  • Dieta pobre en grasa y colesterol: limitada en grasas (evita los fritos, las carnes grasas, quesoscurados, yema de huevo, mantequillas y natas), contiene gran cantidad de hidratos de carbono yalimentos de fácil digestión. Está aconsejada en pacientes con enfermedades de la vesícula biliar,páncreas y exceso de colesterol.
  • Dieta hiperproteica: es una dieta con aporte proteico superior al normal (0,8g/Kg de peso) basada encarnes, pescados, huevos y productos lácteos. Es la aconsejada en pacientes con cirrosis hepática,grandes desnutriciones, grandes quemados, así como en distintas etapas de la vida, aún en ausencia deenfermedad, como la infancia, el embarazo y la lactancia.
  • Dieta hipoproteica: supone un aporte reducido de proteínas y se basa en los hidratos de carbono y lasgrasas como principal fuente de energía. Debe ser completada con un aporte adicional de vitaminas. Estáindicada en pacientes con insuficiencia renal, hepática o trastornos del metabolismo de los aminoácidos.