RECOMENDACIONES PARA LA MEJOR ATENCIÓN AL PACIENTE CON DEMENCIA

RECOMENDACIONES PARA LA MEJOR ATENCIÓN AL PACIENTE CON DEMENCIA

En cuanto a las recomendaciones para la mejor atención al paciente con demencia,destacaremos las siguientes:

  • Debemos intentar que el paciente se mantenga tan activo como sea posible.Intentaremos que continúe desarrollando tareas habituales y cotidianas, como ordenar suropa y el resto de sus efectos personales; también, debemos procurar que sigapracticando sus pasatiempos favoritos, especialmente si éstos implican el ejercicio defunciones cognitivas (como leer, escribir,…) o si conllevan la realización de actividadfísica (andar, nadar,…)
  • En el ámbito de la comunicación interpersonal, debemos utilizar un lenguaje que, segúnel estadio en que se encuentre la enfermedad, permita que el paciente nos entiendacuando le hablamos; igualmente, debemos procurar prestarles la mayor atención y eltiempo necesario cuando él nos hable a nosotros para llegar a comprender lo que nosquiere decir.Será de gran ayuda utilizar un lenguaje claro y poner en práctica todas aquellasestrategias que favorecen la efectividad de la comunicación; esto es, utilizar el lenguajeno verbal (miradas, sonrisas, gestos, posturas corporales,) y evitar elementos quedificulten la comunicación (ruidos, …)
  • Mantener y fomentar las relaciones interpersonales del paciente y su participación en lavida de la residencia: intentar integrarle en las conversaciones, hacerle partícipe de lasactividades rutinarias que estamos desarrollando, …
  • Resultarán muy beneficiosas para el paciente las muestras de afecto que lesdispensemos, a través de contacto físico, sonrisas, tono de voz amable, etc.
  • Evitar las situaciones que le puedan producir confusión: cambiar las cosas de sitio,trasladarles a lugares desconocidos, cambiar horarios y rutinas, …

-Utilizar estrategias que faciliten la orientación espacial y temporal del enfermo, comoayudas visuales para indicar los diferentes espacios del centro, calendarios accesibles ala vista para favorecer su ubicación en el tiempo, saludarles por la mañana diciendo eldía de la semana que es y la hora (por ejemplo, “Buenos días, Alfredo. Hoy es jueves yson las 9 de la mañana”), …

En este sentido, le resultará beneficioso que les recordemos situaciones agradables desu pasado y que las situemos en el espacio y en el tiempo; por ejemplo, “Carmen, ustedantes me contaba siempre cómo había conocido a su marido en el parque que estaba allado de su casa; y que él entonces trabajabaen una fábrica; y que iban ustedes todos lossábados al bailar… Eso fue en el año 1942, ¿verdad, Carmen?”

RECOMENDACIONES PARA LA MEJOR ATENCIÓN AL PACIENTE CON DEMENCIA

En fases avanzadas de la enfermedad, deberemos ser especialmente cuidadososrespecto a la seguridad física del paciente; prestaremos especial atención a objetos quepudieran causarles daño de forma accidental (resbalar, tropezar, quemarse…) o quepudieran ser utilizados por él para autoinfligirse un daño (objetos punzantes, productostóxicos…)

También nos aseguraremos de que no haya riesgo de fuga del paciente; debemos teneren cuenta que si se marcha solo del centro muy probablemente no será capaz de regresar.

En este sentido, si es necesario, utilizaremos mecanismos de identificación que faciliten sulocalización en caso de que se extravíe.

Estaremos especialmente atentos a la higiene del paciente y a su vestimenta; en estosmomentos puede no recordar que debe ducharse, afeitarse, vestirse, etc. En este sentido,nos cercioraremos de que mantiene una higiene adecuada y de que la ropa que lleva esacorde a la estación del año en que estamos.

La nutrición e hidratación del paciente cobrarán en esta fase también una importanciafundamental. Deberemos estar atentos a las ingestas de alimentos y líquidos que realiza, ya quees posible que no recuerde que debe comer y beber, lo que podría poner en grave riesgo su saludpor una posible desnutrición o deshidratación. Prestaremos también una atención especial a susevacuaciones, intentando siempre evitar el estreñimiento.

Como profesionales debemos tener en cuenta…

Respecto a las actitudes del cuidador, quiero destacar que éste EN NINGÚN CASO debe mostraral paciente enfado, desesperación o nerviosismo; tampoco debe nunca manifestaractitudes agresivas, como gritarle, reñirle o criticarle.

En todo momento, el cuidador será RESPETUOSO y CORRECTO en el trato con elpaciente, siempre pondrá el mayor cuidado para preservar la INTIMIDAD y laPRIVACIDAD de éste y nunca perderá la calma

B.El trastorno paranoide, la esquizofrenia y el autismo

Por la gravedad inherente a ellos, las importantes implicaciones cognitivas y afectivas y las negativasconsecuencias que tienen en relación a la adaptación social de los pacientes que los padecen,comentaremos el trastorno paranoide, el trastorno denominado esquizofrenia y el autismo.

El trastorno paranoidetiene carácter permanente y se caracteriza por mostrar el paciente síntomascomo los siguientes:

– Se muestra rencoroso, suspicaz y desconfiado.

– Se siente perseguido, espiado o víctima de un complot que pretende destruirle, lastimarle oengañarle.

– Interpreta los hechos cotidianos como parte integrante de actuaciones calculadas por otraspersonas para hacerle daño.

– Duda injustificadamente de la fidelidad de sus amigos, compañeros o cónyuge.

La esquizofreniase cataloga como trastorno psicótico perdurable en el tiempo; algunos de sussíntomas son:

– Ideas delirantes. – Alucinaciones

– Lenguaje desorganizado.

– Comportamiento desorganizado.

– Apatía.

– Abulia.

Se dan casos, en los que los pacientes pueden sufrir alteraciones en la conducta -como agitación,agresividad y manifestaciones sexuales-, debido a que han desarrollado un trastorno psicológicocomo, por ejemplo, una demencia.En estos casos puedenaparecer ideas delirantes, que son creencias incorregibles no compartidas por los demás, ni por elgrupo de referencia de una persona; se pueden dar en los siguientes casos:

– En episodios de confusión.

– En personas con desorientación.

– En el trastorno bipolar.

– En personas con demencias.

– En personas con esquizofrenia o trastornos delirantes.

– Como síntoma secundario por consumo de tóxicos o por un cuadro infeccioso.

Igualmente, en una demencia también pueden aparecer alucinaciones, que son alteraciones en lapercepción de la realidad en las que el individuo está convencido de estar percibiendo sonidos,imágenes, etc. que en ningún caso se encuentran en la realidad. Podrían aparecer debido a una fiebremuy alta o su causa podría estar relacionada con la expresión de un episodio psicótico. En el segundocaso, las alteraciones perceptivas y conductuales responderían a la sintomatología propia de untrastorno como la esquizofrenia.

Otro de los trastornos que comentaremos es el autismo que, según la clasificación del DSM-IV-TR14,se catalogaría como uno de los “trastornos generalizados del desarrollo”.

El autismo es un trastorno de amplias implicaciones en todos los ámbitos de la vida de la persona quelo padece y de su familia. Suele manifestarse antes de los 3 años de edad y perdura durante toda lavida del paciente. Su origen, según muchos profesionales, es de carácter neuropsiquiátrico y esdebido a disfunciones del sistema nervioso central. Implica un retraso o anomalías en, al menos, unade las siguientes áreas:

– Lenguaje. Retraso o ausencia total del desarrollo del lenguaje oral; utilización estereotipada y repetitiva del lenguaje; alteración importante de la capacidad para iniciar o mantener unaconversación; …

– Interacción social. Contacto ocular, expresión facial, posturas corporales y gestos reguladores dela interacción social); comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos yestereotipados (preocupación absorbente por patrones estereotipados y restrictivos de interés,comportamientos inflexibles o rituales, rutinas y movimientos repetitivos (p. ej., sacudir o girar lasmanos o dedos, o movimientos complejos de todo el cuerpo),… El paciente autista muestraincapacidad de desarrollar relaciones con compañeros adecuadas a su edad, no comparteintereses o juegos, no muestra empatía, …

– Juego simbólico o imaginativo.

Como profesionales debemos tener en cuenta…

Conductas extrañas como las explicadas podrían estar indicando que el estado mental de nuestro usuario está gravemente alterado.

En nuestro trabajo tendremos que estar bien atentos al comportamiento de las personas a las que atendemos. Observaremos si:

-Está inquieto, habla solo, va de un lado a otro nervioso y sin aparente motivo.

-No se muestra colaborador, está retraído, tiene la mirada perdida.

-Está comiendo de forma compulsiva.

-Etc.

Si es así, nos coordinaremos con los técnicos especializados de nuestro centro e informaremos de los episodios presenciados.

En cualquier caso, lo que siempre debemos recordar es que no debemos intentar convencer a esta persona de que está equivocada. El individuo está completamente convencido de lo que está ocurriendo; lo está viviendo así. Oye, huele y ve lo que nos dice y está plenamente convencido de que este suceso es real.

Imaginemos que alguien intentara convencernos insistentemente de que nuestro nombre y apellidos son otros distintos a los que aparecen escritos en nuestro carné de identidad; ¿y si se empeñara una y otra vez en discutírnoslo? ¿Cómo reaccionaríamos? Pongámonos en el lugar del paciente para comprender lo que necesita de nosotros

Motivación.

Características específicas de lamotivación y del aprendizaje de las personas enfermas dependientes, hace referencia al motor quemueve a una persona y la lleva a comportarse de una manera u otra. Es el empuje hacia una meta, elporqué de un comportamiento determinado, el para qué de cierta actitud y el mantenimiento de unaconducta dirigida a la consecución de un fin. La motivación tiene que ver con las necesidades, losdeseos y los objetivos de una persona; y así actúa, fomentando, desarrollando y activandodeterminadas conductas y no otras.

Si nos preguntamos por qué una persona elige realizar una acción concreta u otra distinta, nosplantearemos la cuestión de la dirección de esta determinada elección. Cuando observamos cómodeterminadas conductas se mantienen y se intensifican a lo largo del tiempo, a veces incluso encontra de ciertos obstáculos, podemos entender otro aspecto de la motivación. Analizando el procesode motivación encontramos que existe una dirección concreta; se persiste en una acción específicapara obtener una satisfacción personal. La motivación dirige y orienta la conducta hacia un objetivo.

Su carácter es selectivo y lleva a la persona a desencadenar una conducta determinada.

Las diferencias individuales, los indicadores psicológicos, el estado físico de una persona, lascondiciones ambientales, los aspectos sociales, etc., inciden sobre la motivación. Variables como laedad, el sexo, el nivel socioeconómico y cultural, la situación laboral y el nivel educativo, entre otras,influyen en la percepción de las necesidades individuales, así como en las actitudes ycomportamientos dirigidos a la consecución de objetivos.

De esta forma, por ejemplo, podría darse una circunstancia en la que las llamadas de atención de unusuario fueran peticiones incansables de una respuesta afectiva por nuestra parte. No podemosobviar que la mayoría de los seres humanos compartimos motivaciones fundamentales como el deseode sentirnos seguros, el impulso de buscar nuevas sensaciones, el conseguir nuevas relaciones oexperiencias, sentir el reconocimiento social, y saber que somos estimados o queridos por alguien. Endefinitiva, necesitamos percibir que los demás nos aceptan tal cual somos, por lo que la atención a lasmotivaciones afectivas y sociales es tan necesaria como los cuidados físicos que la persona ensituación de dependencia necesita.

La motivación vendrá siempre determinada por lasnecesidades que presente el individuo y lasactuaciones que está dispuesto a llevar a cabo paralograr su satisfacción. De esta forma, cuanto másimperiosa sea la necesidad, mayor será el empeñoque el individuo pondrá en satisfacerla. Así,necesidades como respirar, alimentarse o dormir,provocarán en el individuo una mayor urgencia en susatisfacción que otras como la de la autorrealizacióno la estética

Emoción. Alteraciones.

Las emociones son respuestas de nuestro organismo a estímulos externos (que recibimos delentorno) o internos, que conllevan reacciones corporales que se manifiestan en forma de sensacioneso impresiones subjetivas. Son de origen innato, aunque por lo general están influenciadas por lahistoria personal del individuo.

Las respuestas emocionales facilitan la supervivencia al favorecer el ajuste de las personas al medioen que vive a través de la expresión emocional. Así, ante estímulos concretos, el sujeto puede sentir miedo o ira; en estos casos, su frecuencia cardíaca aumentará adquiriendo niveles más elevados, aligual que su temperatura corporal (reacciones corporales). Se produce, de esta forma, unapreparación del organismo para dar una respuesta adecuada a una situación de amenaza que puedeestar poniendo en peligro la supervivencia del individuo.

Con los gestos faciales manifestamos los sentimientos a los demás. Tanto es así, que la expresión delas emociones básicas es considerada por muchos estudiosos del tema como universales; los sereshumanos de distintos lugares del mundo parecen coincidir en la forma en que manifiestan y reconocenemociones como la ira, la alegría, la tristeza, el miedo, la sorpresa y el asco.

No obstante, la forma de sentir y de expresar las emociones está igualmente relacionada con elaprendizaje que una persona haya recibido, con factores sociales y con los rasgos de supersonalidad, influyendo también las habilidades de comunicación no verbal que posea. Por tanto, enla expresión corporal y en la gesticulación del rostro encontraremos diferencias individuales.

A. Trastornos emocionales: trastorno depresivo y trastorno bipolar.

Para hablar de los trastornos emocionales, también llamados trastornos afectivos o trastornosdel humor, seguiremos lo establecido en el documento denominado “Manual Diagnóstico yEstadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR)”que publica (y periódicamente revisa) laAsociación Americana de Psiquiatría y que cuenta con reconocimiento internacional.

Respecto al origen de los trastornos afectivos, parece haber un amplio acuerdo entre los profesionalessobre el hecho de que algunos pueden asociarse a factores fisiológicos u orgánicos, como es el casode los que se producen por alteraciones químicas que afectan al cerebro o a otros órganos delcuerpo. Igualmente, la ocurrencia de eventos o acontecimientos que generan estrés favorecen laaparición de los síntomas.

Algunos de los trastornos afectivos son los siguientes:

Trastornos depresivos.

Trastornos bipolares.

El trastorno depresivo se caracteriza mostrar el paciente un estado de ánimo decaído y desganado.Va asociado a estado de ansiedad permanente y a sentimientos de angustia.

La ansiedad se manifiesta en una serie de respuestas que el sujeto emite ante situaciones de estréso miedo o como reacción concreta a un evento puntual y tienen como fin preparar al organismo paradefenderse de una situación de peligro o amenaza. Algunas de estas respuestas son el aumento de latasa cardíaca y la respiratoria o la sudoración.

El estado de ansiedad puede mantenerse en el tiempo, conllevando manifestaciones tanto orgánicascomo psicológicas perdurables y con importantes consecuencias para la salud física y mental delindividuo. En estos casos hablaríamos de trastornos de ansiedad16. Entre estos, mencionaremos lossiguientes:

– Trastorno de angustia.

– Fobias (agorafobia, fobias específicas – tipo animal, tipo ambiental (p. ej.,alturas, tormentas,agua), tipo sangre-inyecciones-daño, tipo situacional (p. ej., aviones, ascensores, recintoscerrados).

– Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

– Trastorno por estrés postraumático

INDICADORES DE ESTADO DEPRESIVO INDICADORES DE ESTADO DE

ANSIEDAD

Ánimo decaído.

Pesimismo.

Sentimiento de fracaso.

Sentimientos de culpa y castigo.

Autoacusaciones.

Ideas suicidas.

Tendencia al llanto.

Irritabilidad.

Aislamiento social.

Indecisión.

Alteraciones de la imagen corporal.

Insomnio y estado de fatiga.

Oscilación en el peso.

Miedo a padecer enfermedades.

Pérdida de la motivación.

Sueño intranquilo.

Pesadillas.

Anorexia (pérdida de apetito).

Conductas de comer en exceso

(hiperfagia).

Palpitaciones.

Dolor torácico.

Sensación de falta de aire (ahogo).

Dolores de cabeza (cefaleas tensionales).

Mareos o visión borrosa.

Mucosas secas.

Sudoración excesiva.

Náuseas y vómitos.

Diarrea.

Otros.

El trastorno bipolar se caracteriza presentar el paciente episodios maníacos (gran vitalidad, elevadonivel de actividad, exaltación) que se suceden con episodios depresivos, en los que aparecen tristeza,descenso de los niveles de actividad, etc.

B. Otras alteraciones de la afectividad

Al hablar de alteraciones de la afectividad, también debemos contemplar las siguientes:

– Tristeza patológica.

– Alegría patológica.

– Ansiedad y angustia patológicas.

 

Tristeza patológica

La persona se siente especialmente hundida, muy afligida y apenada, sin interés por ocuparse enninguna actividad; parece no sentirse atraída por el entorno, como si su único interés vital fuese sutristeza. Se muestra apagada, con tendencia al llanto, apenas habla y, cuando lo hace, su discurso esparco, breve y vago. Puede realizar referencias negativas contra sí misma y tener una opinióndesesperanzadora de su futuro, además de poseer visiones pesimistas hacia otras personas. Pormucho que intentemos motivarla parece que hubiera perdido la capacidad de experimentar placer.

En los casos más graves pueden aparecer sentimientos de culpa excesivos o sentimientos deinutilidad inapropiados y, además, pensamientos recurrentes de muerte con el consiguiente riesgo deideas suicidas.

La tristeza patológica puede darse en:

– Trastornos depresivos.

– Patologías orgánico-cerebrales.

Alegría patológica

La persona experimenta una energía y capacidad extremas. Su talante puede resultar omnipotente,con una autoestima sobreelevada y una alegría exagerada que puede tornarse fácilmente enagresividad o ironía si se le contradice. Puede mostrarse eufórica hiperactiva, más habladora de lohabitual y con la sensación de que su pensamiento está acelerado. Su comportamiento social es amenudo desinhibido, pudiendo conducir a realizar grandes gastos económicos, imprudencias eindiscreciones sexuales, etc.

Esta alteración puede darse en:

– Episodios maníacos del trastorno bipolar.

– Esquizofrenia.

– Trastornos orgánico-cerebrales o demencias.

Como profesionales debemos tener en cuenta…

Es importante diferenciar entre la expresión normal de estas emociones y sentimientosde lo que sería la manifestación de un trastorno afectivo, el cual presentará siempre unamayor intensidad y será más difícil de controlar.

Ante la aparición de alguno o algunos de los síntomas descritos, es importante que informemos al resto del equipo, ya que se requerirá la realización de una evaluación psicológica del paciente.