TEMA 2. MANTENIMIENTO Y ENTRENAMIENTO DE HÁBITOS DE AUTONOMÍA PERSONAL EN SITUACIONES COTIDIANAS DE LA INSTITUCIÓN

TEMA 2. MANTENIMIENTO Y ENTRENAMIENTO DE HÁBITOS DE AUTONOMÍA PERSONAL EN SITUACIONES COTIDIANAS DE LA INSTITUCIÓN

  1. Técnicas, procedimientos y estrategias de intervención.

Las Actividades de la Vida Diaria (AVD) son las tareas que una persona desarrolla normalmente en su vida cotidiana. Se agrupan en dos bloques:

  • Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD), que son el aseo, la comida, el vestirse, el control de esfínteres y los desplazamientos.
  • Actividades Instrumentales de la Vida Diaria (AIVD) que son algo más complejas, como el uso del teléfono, del transporte, manejo del dinero, etc.

Cuando una persona es capaz de realizar de forma cotidiana, en el momento oportuno, de forma correcta y sin ayuda de otra persona las AVD, se considera que tiene hábitos de autonomía personal. La adquisición y mejora de los hábitos de autonomía personal requiere entrenamiento y práctica diaria.

El profesional debe poner su esfuerzo en fomentar la adquisición y el mantenimiento de hábitos de autonomía en las personas que tiene a su cuidado. Si se fomenta dicha autonomía, el usuario ganará confianza en sí mismo.

TEMA 2. MANTENIMIENTO Y ENTRENAMIENTO DE HÁBITOS DE AUTONOMÍA PERSONAL EN SITUACIONES COTIDIANAS DE LA INSTITUCIÓN

Las principales técnicas para utilizarson las que se detallan enlos siguientes capítulos, a saber:resolución de conflictos, modificaciónde conducta y dinámicasgrupales.

El procedimiento para adquirirhábitos de autonomía consta decuatro fases:

  • Preparación. En esa fase se debe valorar la actitud del paciente y los objetivos que se quieren alcanzar. Es importante que el usuario se sienta motivado y dispuesto a ser parte positiva del proceso. Para ello conviene comentarle las repercusiones positivas del aprendizaje.
  • Aprendizaje. Es el momento de adquisición del hábito (por ejemplo, aseo). Conviene asegurarse de que el usuario ha comprendido la secuenciación de esta habilidad que se quiere aprender.
  • Automatización. Consiste en el entrenamiento de la conducta ya aprendida.

El profesional debe ir retirándose para que el dependiente logre actuar de forma autónoma.

  • Consolidación. Es cuando la persona es capaz de actuar de forma correcta ante cualquier situación que requiera llevar a cabo la conducta aprendida. Ha adquirido el hábito.

Las estrategias para seguir por el cuidador para fomentar la autonomía personalpueden ser:

– Vincularse emocionalmente con el usuario dependiente.

– Reforzar positivamente las conductas realizadas autónomamente.

– Mantener por parte del profesional una actitud firme y coherente.

– Plantear el aprendizaje de manera gradual.

– Animar al usuario y reforzarle la autoestima.

2. Técnicas de resolución de conflictos

Los conflictos son situaciones en las que varias personas tienen intereses contrapuestos acerca de un tema, y se genera un ambiente de confrontación.

Debido a que son habituales, es importante aprender a vivir con ellos tratando de que no se produzcan y administrándolos eficientemente.

Un conflicto se resuelve bien cuando ambas partes quedan satisfechas.

En la resolución de un conflicto se pueden distinguir las siguientes fases:

– Actitud positiva ante el problema.

– Definir el problema. Muy importante: conviene analizar e identificar los verdaderos intereses de cada parte, que no siempre coinciden con los que se manifiestan.

– Ideas alternativas.

– Valorar las alternativas y tomar una solución.

– Aplicar la solución elegida.

– Valorar los resultados.

Muchas veces para resolver un conflicto se hace necesaria la intervención de un mediador. El objetivo del mediador es facilitar la comunicación entre las partes para llegar a un acuerdo mediante el diálogo.

Las características del mediador son:

  • Empatía.
  • Imparcialidad y neutralidad.
  • Profesionalidad en su papel de mediador.
  • Confidencialidad.

3. Procedimientos y estrategias de modificación de conducta

El objetivo de la modificación de conductas es mejorar el comportamiento de las personas mediante ciertas técnicas de intervención psicológica. Básicamentese persiguen tres objetivos:

a) Mantener o perfeccionar una conducta

b) Adquirir una nueva conducta

c) Reducir o eliminar una conducta

Las técnicas que se utilizan en cada caso, y que incluyen estrategias y procedimientos de actuación, son:

a) Mantener o perfeccionar una conducta

Para perfeccionar determinadas conductas se suelen utilizar refuerzos positivos y negativos.

Los refuerzos positivos son los premios que se dan al realizar una conducta adecuada. Los premios pueden ser materiales (dulces, pasteles y regalos), sociales (felicitaciones, elogios, etc.) y canjeables (se dan fichas que después se pueden canjear por objetos del agrado del usuario).

Los refuerzos negativos son la eliminación de algún hecho u objeto que sea desagradable al usuario justo después de realizar la conducta adecuada,

Por ejemplo, eliminar la prohibición de ver algún programa de TV, etc.

b) Adquirir una nueva conducta

Las técnicas que se utilizan para adquirir una nueva conducta son el modelado, el moldeado y el encadenamiento.

El modelado consiste en observar en otras personas (modelo) la realización de una nueva conducta que se desea aprender para repetirla inmediatamente después (por ejemplo, suprimir miedos).

El moldeado consiste en reforzar todas aquellas conductas que se aproximan a la conducta que se desea que el usuario obtenga (por ejemplo, para la articulación vocal).

El encadenamiento consiste en establecer una secuencia de conductas que se quieren aprender (por ejemplo, cepillarse los dientes) a partir de la unión de conductas simples (por ejemplo, abrir el grifo, poner la pasta sobre el cepillo, etc.)

c) Reducir o eliminar una conducta

Las técnicas más utilizadas son:

La extinción. Consiste en ignorar y no reforzar la conducta que se quiere eliminar. La conducta, al no ser reforzada, acaba desapareciendo.

El castigo. Consiste en suprimir algo agradable para el usuario cada vez que realice una conducta no deseada (por ejemplo, eliminar los dulces, etc.)

También se utiliza a veces el contrato de conducta, donde se especifican por escrito, entre el profesional y el usuario, los compromisos que se adquieren y los objetivos a alcanzar.

El refuerzo de conductas que sonincompatibles con las que se quieren eliminar. Así se crea una conducta alternativa y desaparece la conducta inadecuada.

El aislamiento. Consiste en aislar al usuario en un lugar poco atractivo después de realizar una conducta inadecuada.

La sobre corrección. Consiste en obligar al usuario a que repare las consecuencias de su conducta inapropiada hasta dejarlo todo tal y como estaba.

Además de las técnicas descritas, conviene mencionar la economía de fichas, que supone la utilización de fichas que pueden intercambiarse después por objetos o actividades agradables para el usuario. Así, si realiza las conductas adecuadas, gana fichas y si hace las indeseadas, las pierde.

También se utiliza a veces el contrato de conducta, donde se especifican por escrito, entre el profesional y el usuario, los compromisos que se adquieren y los objetivos a alcanzar.

En todas estas técnicas es primordial la información completa y detallada por parte del profesional al usuario para que comprenda la conducta que se quiere que realice y por qué.

4.Comportamientos en grupo

Un grupo de personas es el conjunto de dos o más personas que interaccionan entre sí y coinciden en la búsqueda de objetivos comunes. Es decir, que un grupo es algo más que un conjunto de personas. El grupo nace y existe cuando sus miembros (personas) interactúan entre sí para alcanzar determinados objetivos.

Los grupos pueden ser:

  • Primarios. Son grupos con pocas personas y que mantienen entre sí relaciones de afectividad (por ejemplo, familia, amigos, etc.)
  • Secundarios. Son grupos de mayor tamaño y donde las relaciones entre sus miembros son impersonales y de carácter formal (por ejemplo, la empresa).

TEMA 2. MANTENIMIENTO Y ENTRENAMIENTO DE HÁBITOS DE AUTONOMÍA PERSONAL EN SITUACIONES COTIDIANAS DE LA INSTITUCIÓN

El grupo se configura, así como una estructura de relaciones personales donde cada individuo tiene una función.

Rol es el papel que se le atribuye a cada miembro del grupo, y depende de la posición de cada uno. El más significativo es el rol de líder, entendido como la persona que tiene la capacidad de cohesionar y guiar al grupo hacia sus objetivos. Generalmente, en una institución sociosanitaria el profesionalejerce la función de liderazgo. Otros roles pueden ser: estimulador, observador, coordinador, agresor o chivo expiatorio. La adjudicación de estos roles a cada persona no es inmediata, se va construyendo y perfilando a lo largo de la vida del grupo.

El trabajo en grupo es un instrumento valioso para activar a las personas dependientes en los procesos de aprendizaje.

5.Utilización de las dinámicas de grupo

La dinámica de grupos se refiere al conjunto de métodos y técnicas que se aplican a los individuos del grupo para motivarles a conseguir los objetivos comunes y también para el aprendizaje de conductas a través de la vivencía del grupo.

Estas dinámicas se presentan bajo la forma de juegos o ejercicios que dan un valor de diversión, estimulando la creatividad y el afloramiento de emociones.

La elección de una u otra técnica dependerá de los objetivos que se pretenden alcanzar, de las características de los miembros del grupo, del ambiente y de la experiencia del profesional.

Las técnicas más habituales son:

  • Presentación. Tiene como objetivo facilitar las primeras tomas de contacto entre los participantes y propiciar las relaciones interpersonales (por ejemplo, «Me llamo y me gusta hacer»).
  • Conocimiento. Tiene como objetivo profundizar en el conocimiento personal entre los miembros del grupo (por ejemplo, «¿Cuántos amigos tienes?, ¿Cuál es tu edad? »).
  • Crecimiento personal. Tiene por objetivo trabajar pensamientos ysentimientos individuales sobre uno mismo y sobre los demás (porejemplo, «Identificarse con fotografías»).
  • Resolución de conflictos. Se desarrollan habilidades para afrontar conflictos (por ejemplo, «Ponte en mi lugar»).
  • Toma de decisiones. Dirigido a la adopción de decisiones grupales (por ejemplo, «Lluvia de ideas»).

Las personas dependientes suelen tener dificultades para relacionarse, por lo que cobra un interés especial el proceso de dinámica grupal como base sólida para después desarrollar programas de aprendizaje de habilidades sociales y otros.

6. Observación del usuario en situaciones especiales, fiestas y eventos

La realización de actividades especiales como fiestas y eventos en el centro sociosanitario resulta muy valiosa para dinamizar los grupos y para motivar a los usuarios.

Es fácil que, al principio, estos usuarios de desorienten en cierta medida con el cambio de la rutina diaria, pero su participación en dichas fiestas y eventos tiene efectos beneficiosos, como:

– Incremento de la autoestima

– Mantenimiento de la orientación

– Motivación para desarrollar sus habilidades

– Incremento de la interrelación con otros usuarios.

– Contacto con el entorno exterior al centro.

Estas fiestas suelen ser un escenario ideal para observar las actitudes del usuariofuera de la rutina diaria (relaciones, habilidades, etc.). El profesional debe aprovecharestas ocasiones para evaluar los hábitos y las conductas de los usuarios.

Lógicamente, también es tarea del profesional la planificación y coordinación de dichas fiestas, así como la transmisión de la información correcta para que el usuario sea consciente de las celebraciones.

6.1 Técnicas básicas de observación

La observación es una técnica de recogida de información a partir de la mirada atenta a las personas.

La observación puede ser de varios tipos:

  • Directa e indirecta. Directa es cuando la realiza el propio profesional e ndirecta cuando la información procede de terceras personas.
  • Estructura y no estructurada. Estructurada es cuando se utilizan instrumentos como tablas y cuadros para anotar la información, y no estructurada cuando se hace de forma libre y espontánea.
  • Participante y no participante. Participante es cuando el observador forma parte del grupo que se investiga, y no participante cuando la información se recoge desde fuera del grupo.
  • Individual y grupal. Individual es cuando la observación se centra en cada uno de los usuarios, y grupal cuando se dirige al grupo (clima detectado, relaciones observadas, etc.)

En todas las estrategias de observación que se planifiquen hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  ___________________________Objetividad: Los hechos deben observarse de forma objetiva, diferenciándolosde los juicios personales del analizador.

____________________________ Definir el número de observadores (mínimo 2): Dentro de la organización debe definirse el número de observadores, así como las tareas de cada uno de ellos. La coincidencia entre los observadoresvalidará la información obtenida.

  __________________________Criterios comunes: Conviene establecer unas pautas comunes conocidas por todos los observadores.

____________________________ Instrumentos de observación: Son tablas y cuadros que facilitan la evaluación de la observación.

____________________________ Registros de datos y conclusiones: Todos los datos observados deben anotarse en fichas para una posterior puesta en común con todo el equipo de observadores que será el que elaborará las conclusiones.

6.2 Intervención en situaciones de crisis

A veces se pueden dar en las instituciones situaciones tensas y estresantes que provoquen problemas de conducta (alteraciones repentinas) que pueden afectar al normal desenvolvimiento de los usuarios y su entorno.

Crisis es aquella situación de intensa alteración emocional que supera los mecanismos de control de la persona que la padece y genera sufrimiento.

Las principales alteraciones que suele presentarse son:

  • Crisis de angustia. Es cuando el usuario genera un miedo intenso desencadenado por diversos motivos, como los trastornos que padece, la medicación que toma o la situación estresante a la que se enfrenta (por ejemplo, fiesta, gente diferente, etc.)

El profesional deberá intervenir de la siguiente manera:

– Acercarse al usuario de forma tranquila.

– Tranquilizarle y, si es necesario, sacarle de la situación estresante.

– Reconocer el malestar que sufre el usuario.

– Ayudarle a relajarse a ravés de la respiración.

– Bajo prescripción médica, suministrarle un psicofármaco

  • Episodios de emoción intensa. Pueden ser causados por fallecimiento de personas próximas al usuario y también por revivir episodios nostálgicos relacionados con las fiestas que se organizan. Se manifiestan con llanto, temblores, sofocaciones, etc.

El profesional debe observar durante un tiempo prudencial.  Normalmente, el usuario vuelve de forma natural al estado de calma. Si persiste el estado de emoción intensa es cuando debe intervenir, haciendo lo siguiente:

– Acercarse al usuario de forma tranquila.

– Utilizar un lenguaje no verbal apropiado (abrazarle, cogerle de la mano, etc.)

– Hablarle despacio y preguntarle si necesita ayuda.

– No forzar las respuestas.

– Ayudarle a que respire despacio y profundamente.

  • Conflictos entre usuarios. Durante las actividades especiales como son las fiestas y eventos pueden darse también casos de agresividad y confrontación entre los usuarios. En estos casos, el profesional debe intervenir del siguiente modo:

– Detener la actividad.

– Calmar y tranquilizar.

– Analizar los factores desencadenantes del conflicto.

– Diseñar una estrategia de resolución de conflictos.

6.3 Comunicación de incidencias al equipo interdisciplinar

El equipo interdisciplinar está constituido por profesionales de diferentes disciplinas (médico, psicólogo, trabajador social, etc.) que se interrelacionan para formular de manera coordinada los planes de intervención para cada usuario.

Entre los miembros del equipo interdisciplinar debe existir un método de trabajo basado en los siguientes principios:

– Acordar criterios comunes.

– Establecer canales de comunicación (teléfono, reuniones, etc.)

– Respetar el trabajo del otro.

– Delimitar competencias.

Todas las incidencias en los usuarios que se detecten por parte del cuidador o cualquier otro profesional debe informarse al equipo interdisciplinar y reflejarlo por escrito. Los registros escritos son:

  • Libro de incidencias. Es un cuaderno donde se escriben todas las anomalías  detectadas en el usuario. Es una herramienta fundamental, ya que facilita una comunicación eficaz entre los diversos profesionales.
  • Ficha de la incidencia. En ella se refleja, de forma estructurada, la descripción de la incidencia, las personas y profesionales implicados, la intervención adoptada y la persona que cumplimenta la ficha.