TEMA 3. PARTICIPACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN FUNCIONAL EN UNA INSTITUCIÓN SOCIOSANITARIA

TEMA 3. PARTICIPACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN FUNCIONAL EN UNA INSTITUCIÓN SOCIOSANITARIA

En este apartado pretendemos mostrar cómo la organización de las actividades facilita la respuesta a lasnecesidades individuales de los usuarios y permite optimizar los recursos humanos y materialesdisponibles, adaptándose a los protocolos de actuación establecidos.

Para ello, es necesario que el profesional en atención sociosanitaria conozca la metodología de trabajoadecuada: distribución de tareas, transmisión de la información y uso de indicadores de calidad

Distribución de tareas.

El buen funcionamiento de un centro de atención a personas dependientes va a venir dado, en granmedida, por la organización y la distribución de los espacios disponibles para las actividades, del tiempootorgado a las tareas y de la composición de los grupos de usuarios y de profesionales que loscompartirán.

Por ello, el profesional en atención sociosanitaria deberá conocer los procedimientos paraconfeccionar la programación y temporalización de las actividades y servicios; así como los horarios,los turnos establecidos y los grupos de trabajo en los que se organiza la actividad diaria del centro.

Horarios.

Para garantizar la realización de las actividades voluntarias y obligatorias establecidas en el plan deatención individualizado de cada persona residente, se deberán establecer una serie de horarios quecada centro organizará en función de las características de las personas usuarias a las que atienda y delos servicios profesionales que ofrezca

HORARIOS ACTIVIDADES

8:00-9:45 h.

– Fisioterapia individual.

– AVD: Promover, supervisar y ayudar en transferencias, baño, continencia, arreglo y vestido.

– Cambio y revisión de pañales.

– Traslado al comedor.

– Tratamientos específicos, medicación de mañana, curas especiales, etc.

9:45-10:30 h. – Desayuno. – Supervisión AVD

10:30-11:00 h. – Traslado a zonas de actividades. Continencia

11:00-12:30 h.

– (11:00/11:30) Tabla de gimnasia activa y pasiva para las personas usuarias.

– (11:30/12:30) Estimulación cognitiva.

– (11:30/11:45) Orientación a la realidad.

– (11:45/12:30) Terapia ocupacional cognitiva y funcional. Psicomotricidad.

– (11:30/12:30) Fisioterapia individual.

12:30-13:00h. – Revisión y cambio de pañal.

– Lavado de manos.

– Traslados.

13:00-14:30h. – Comida.

– Administración de medicación.

– Supervisión AVD.

14:30-15:30h. – Traslado, reposo y supervisión.

15:30-16:00h. – Reactivación.

– Continencia, revisión de pañales.

– Traslado a zona de actividades.

16:00-17:00h.

– Paseos.

– Animación sociocultural.

– Tertulias.

– Consejo de Centro.

– Traslados al comedor.

17:00-18:00h. – Merienda.

– Administración de medicación.

– Supervisión AVD.

18:00-19:00h.

– Debates, tertulias, lectura, temas deinterés, …

– Animación y atención psicosocial.

– Puertas abiertas, actividades culturales y celebraciones especiales.

– Consejo de usuarios del centro.

– Voluntariado.

– Actividades recreativas y lúdicas.

– Ergoterapia individual.

– Relajación.

– Marcha y equilibrio con/sin instrumentos de apoyo a la marcha.

– Ludoterapia de grupo.

– Taller de recuerdos, canciones y juegos.

19:15-20:00h. – Promoción de continencia, revisión y cambio pañal.

– Traslados.

20:00-21:00h. – Cena.

– Administración de medicación.

– Supervisión AVD.

21:00-22:00h. – Traslado a habitaciones. – Acostar.

22:00-8:00h. – Supervisión, cambios posturales y promoción del sueño.

– Revisión de pañales y cambios posturales a las 24:00h., 3:00h. y 6:00 h. como mínimo.

Turnos.

En un centro sociosanitario es normal que, para cubrir las veinticuatro horas diarias de atenciones,actividades y vigilancia, existan tres turnos de trabajo distribuidos tal y como se específica acontinuación. No obstante, pueden existir variaciones según el centro y sus necesidades específicas.

Distribución de los turnos:

  • Primer turno de 8:00 h. de la mañana a 15:00 h. de la tarde.
  • Segundo turno de 15:00 h. de la tarde a 22:00 h. de la noche.
  • Tercer turno de 22:00 h. de la noche a 8:00 h. de la mañana.

Como vimos en el apartado anterior, las tareas van a ser asignadas siguiendo el plan de actividades, enfunción de su horario, al personal del centro que esté en ese turno. Lo usual es que en el turno demañana se realice el aseo personal de las personas usuarias; en el de la tarde, aseos extraordinarios yactividades lúdico-terapéuticas, principalmente; mientras que en el turno de noche se prepara lamedicación del día siguiente, las movilizaciones nocturnas y clasificación de ropas, por ejemplo.

Grupos de trabajo.

Con el fin de programar la realización de las diferentes actividades recogidas en el plan de cuidadosindividualizado de cada residente (ver apartado 4.4.1. Plan de Cuidados Individualizado), esconveniente prever el desarrollo de las mismas en grupos de usuarios que permitan la más eficaz yeficiente realización posible y que, al mismo tiempo, se fomenten las relaciones interpersonales y deayuda mutua entre ellos.

Para la organización en grupos de trabajo, es conveniente tener en cuenta estas cuestiones:

  1. Se recomienda la agrupación de grupos por perfiles similares porque:
  • Facilita la participación de los usuarios y los sentimientos de inferioridad o baja autoestima se hacen más ligeros y llevaderos.
  • Favorece el trabajo de los profesionales, ya que concentran sus esfuerzos en aspectosconcretos y comunes a varios miembros de un mismo grupo.
  1. Es conveniente que los profesionales implicados en la programación y aplicación de actividadesderivadas del plan de cuidados individualizado colaboren en comisiones o grupos de trabajo en losque coordinen sus intervenciones y valoren interdisciplinarmente la evolución y los avances o logrosde las personas usuarias.
  2. Las aportaciones de cada uno de los miembros de un grupo de trabajo han de estar coordinadaspara que la ejecución de un proyecto o actividad sea eficiente y no se limite a la suma deintervenciones independientes. Esta coordinación implica más que la simple suma de aportacionesindividuales y requiere de la organización en forma de “equipo” de modo que cada miembro especializado en un área o actividad determinada sea responsable de las actuaciones que aporta, yentre todos se responda del resultado global obtenido al finalizar las intervenciones

TEMA 3. PARTICIPACIÓN EN LA ORGANIZACIÓN FUNCIONAL EN UNA INSTITUCIÓN SOCIOSANITARIA

El Gráfico muestra, a modo de ejemplo, una relación de equipos de trabajo responsables dela realización de las actividades relacionadas con protocolos de actuación en un centro sociosanitario.

TAREAS: Dirección, Administración y Trabajo Social

Documentación y Registros.

– Seguimiento de la Adaptación de nuevos usuarios.

– Programación de Puertas abiertas.

– Atención a Familias.

– Convivencia y relaciones con otros colectivossociales.

– Salida a fiestas locales y acontecimientos.

– Biblioteca y videoteca.

– Atención a residentes.

– Charlas con el director

Taller jardinería-horticultura.

– Revista de la residencia.

– Planificación, programación y coordinación general.

– Atención a clientes.

– Supervisión de programas.

– Gestión de Personal y equipamiento.

– Gestión de residentes y familiares.

– Gestión económica, presupuestaria y de proveedores.

– Delegación de responsabilidades, gestión de la formación

continuada, información y documentación

TAREAS DE LOS EQUIPOS DE INTERVENCIÓN EN INSTITUCIONES SOCIALES.

TAREAS: Fisioterapia, Enfermería,

Terapia Ocupacional y Profesionales de

Atención Sociosanitaria

TAREAS: Terapia Ocupacional, Animación Sociocultural y

Profesionales de Atención Sociosanitaria.

– Inmovilismo.

– Incontinencias.

– Protocolo de caídas.

– Programa de excursiones.

– Fisioterapia individualizada, programa de higiene postural, de marcha y equilibrio.

– Traslados al comedor, supervisión en AVD.

– Gestiones y evaluación fisioterapéutica.

– Gimnasia matinal de grupo y programa

higiene postural.

– Planificación de actividades.

– Fisioterapia individual, programa de

adecuación de instrumentos de la marcha.

– Movilidad en demencias, programa de

continencias.

– Valoración individualizada.

– Planificación, gestiones y evaluación.

– Ejercicios en paralelas.

Actividades de la Vida Diaria.

– Valoración de terapias ocupacionales.

– Prevención de la incapacidad.

– Orientación a la realidad.

– Ergoterapia: talleres de sal/tiza, croché, telar y cestería.

– Ayudas técnicas-material ortopédico.

– Salidas a fiestas locales y acontecimientos.

– Convivencia y encuentros.

– Tertulias al aire libre.

– Bailes.

– Exposición de fotografías.

– Ocio y tiempo libre: bolos y bingo.

– Terapia ocupacional, individual y grupal.

– Actividades ocupacionales.

– Proyección de cine y de televisión.

– Biblioteca y videoteca.

– Taller de jardinería y horticultura.

– Redacción de revista del centro.

– Valoración y entrenamiento en actividades de la vida diaria (AVD).

– Traslados y apoyo al desayuno.

– Preparación actividades y gestiones.

– Psicomotricidad.

– Orientación a la realidad.

– Lavado de manos.

– Traslados a comedor.

– Valoración y seguimiento de AVD en la alimentación.

– Preparación de actividades, gestión y valoración.

– Traslados y merienda.

– Ergoterapia, ludoterapia.

TAREAS DE LOS EQUIPOS DE INTERVENCIÓN EN INSTITUCIONES SOCIALES

TAREAS: Psicología, Trabajo Social y Profesionales Atención Sociosanitaria TAREAS: Equipo de Enfermería y Profesionales Atención Sociosanitaria
Recomendaciones en el tratamiento de demencias.

– Adaptación.

– Depresión.

– Valoración psicosocial, psicológica y social.

– Conducta.

– Comunicación.

– Entrenamiento de memoria.

– Comité de bienvenida a nuevos usuarios.

– Cumpleaños del mes.

– Familia y Puertas abiertas.

– Supervisión del desayuno.

– Programación y preparación de actividades.

– Taller de estimulación cognitiva a través del entrenamiento de

memoria, ejercicios de atención y concentración, de

reconocimiento visual, juegos de adivinanzas, refranes, etc.

– Lavado de manos.

– Programación y valoraciones de actividades psicosociales.

– Supervisión de demencias: tertulias, reminiscencias, etc.

– Supervisión de la merienda.

– Ludoterapia.

– Taller de reminiscencias: cantar canciones, recuerdos de la

infancia, recuerdos familiares, etc.

– Tratamiento de flebitis (inflación de las venas).

– Alimentación por sonda.

– Sondaje nasogástrico y vesical.

– Atenciones al enfermo terminal.

– Atenciones en caso de insomnio.

– Promoción y prevención de la salud.

– Atenciones en caso de colostomía.

– Administración de medicación por vía endovenosa.

– Aplicación de enemas de limpieza.

– Extracción manual de fecalomas.

– Desinfección del material de curas.

– Lavado de estómago.

– Administración de oxígeno.

– Aspiración de secreciones.

– Atenciones al paciente ostomizado.

– Sonda gastro-intestinal.

– Aplicación del tubo de mayo.

– Previsión y tratamiento de úlceras por presión.

– Sujeciones físicas para limitación de la movilidad.

– Recomendaciones en el tratamiento de personas con demencias.

– Actuaciones en caso de fallecimiento. Amortajamiento

Transmisión de la información. Utilización de lenguajes adecuados a las necesidades de los usuarios dependientes.

Para desarrollar una comunicación efectiva con las personas usuarias en centros de atención

sociosanitaria se establecen una serie de recomendaciones para superar las barrerascomunicativas específicas de estas personas.

A. Comunicación con personas que padecen problemas visuales.

La comunicación con personas con problemas tales como cataratas, glaucoma, degeneración macular uotros problemas de visión, puede estar limitada por barreras que les llevan a tender al autoaislamientopor malentendidos en la comunicación, sobre todo de mensajes extensos o complejos. En personas conproblemas visuales, la comunicación no verbal que aportan las posturas o los gestos, tienen una menorutilidad, ya que en muchos casos no pueden percibirlos.

Independientemente de las estrategias que se pongan en práctica para favorecer la comunicación conel usuario, el profesional de atención sociosanitaria deberá verificar que éste usa las ayudas ópticasadecuadas (graduación correcta de gafas, lupas especiales para leer, etc.) y otras ayudas técnicas(pizarra o agenda especial, escritos con números y letras grandes, etc.) recomendadas porprofesionales especializados.

Ante usuarios con baja o nula visión, se aconseja que …

La comunicación se realice en situaciones y ambientes con iluminación

adecuada para facilitar a la persona usuaria verle mejor y captar sus gestos

mientras le habla, situándose enfrente y cerca de la misma (no a contraluz),

haciéndole notar cuándo el profesional se ausenta o entra en la habitación.

Se indique al usuario que se le está escuchando, con frases de confirmación o contactos físicos breves y detallándole lugares y personas que forman parte de la conversación.

B. Comunicación con personas que padecen problemas auditivos.

Establecer comunicación con personas con este problema es especialmente difícil, pues oyen mal lossonidos agudos, se centran en leer los labios y no ven los gestos y expresiones (comunicación noverbal), por lo que pueden malinterpretar los mensajes, volverse recelosas y desconfiar, mostrando malhumor y autoaislamiento.

En este caso, al igual que en el anterior, y con independencia de las estrategias que se pongan enpráctica para favorecer el proceso comunicativo con estos pacientes, el cuidador deberá verificar que elusuario utiliza las ayudas técnicas (audífono) y adaptaciones del hogar adecuadas (por ejemplo,teléfono adaptado) recomendadas por profesionales especializados, como el terapeuta ocupacional.

Para prevenir y reducir las barreras comunicativas en usuarios con problemas auditivos, se aconseja…

  • Captar la atención del usuario al hablar (tocarle).
  • Hablar en lugares silenciosos en tono no muy alto, con frases cortas y sencillas, vocalizando despacio, gesticulando y permitiéndole leer los labios, realizando una escucha activa.

C. Comunicación con personas que han sufrido accidentes cerebro–vasculares.

Las personas que han sufrido trombosis, embolias, derrames cerebrales, etc., es muy probable quetengan lesiones en las áreas del cerebro encargadas del lenguaje, como son el área de Broca, que seasocia, sobre todo, a la producción del lenguaje; y el área de Wernicke, asociada a la comprensión de este.

Es importante saber que todas las lesiones que producen pérdida o trastorno de la capacidad del habla,ya se deban éstas a un trauma o a una lesión cerebral, se denominan de forma general afasias. Lasafasias pueden ser de diferentes tipos y, según el alcance de la lesión, habrá personas con problemaspara expresarse (afasia expresiva), en las que su mensaje se asemeja a un «telegrama»; otras quetendrán incapacidad de entender a los demás (afasia receptiva, en habla o escritura); y también puedensufrir problemas de la memoria, lo que conlleva frustración, aislamiento, depresión y cambios bruscosde humor.

Para prevenir y reducir las barreras comunicativas debidas a accidentes cerebro– vasculares, se aconseja…

  • Buscar lugares tranquilos para hablar.
  • Captar la atención del usuario al hablar (tocarle).
  • Utilizar frases positivas y cortas (evitas las que comienzan por “no hagas…”), preguntas sencillas (sí/no u opciones) y señalar objetos.
  • Usar vocabulario simple y sencillo.
  • Vocalizar despacio, en tono tranquilo y acompañado de expresiones y gestos.
  • Dar tiempo a que el usuario busque las palabras e ideas sin tratar de “adivinárselas” enseguida, animando sus intentos y comprendiendo que se exprese telegráficamente según el día o el momento.
  • En el caso de usuarios adultos, tratarles como tales, sin dirigirse a ellos como si fueran niños.
  • Favorecer la participación del usuario en tratamientos con profesionales de rehabilitación o especializados (logopedas o psicólogos) que pueden ayudarles en la mejora de la comunicación

D. La comunicación con personas mayores que padecen demencia.

Las personas que padecen demencia se caracterizan fundamentalmente porque presentan importantesproblemas de memoria (olvidan rápidamente lo que se les dice; no recuerdan nombres de objetos quesí son capaces de describir; no reconocen u olvidan los nombres de sus familiares o allegados o lesconfunden; repiten constantemente lo mismo; cuentan historias sin lógica; y sufren problemas paracomprender y expresarse).

Ante personas que padecen demencia, se aconseja …

  • Hay que recordar siempre que es una enfermedad. La persona usuaria no pretende irritar con su conducta; es necesario tener calma y sentido del humor para tranquilizarle (evitar mostrar impaciencia e irritabilidad), captar su atención, y darle afecto y seguridad (sonrisa, abrazos, etc.).
  • Tratar al usuario como se debe tratar a un adulto, sin caer en el error de hablarles como si fueran niños.
  • Dirigirse a la persona usuaria por su nombre y situarse enfrente hablándole despacio. Se deben utilizar palabras familiares y conocidas que simplifiquen el mensaje y evitar expresiones complejas. Usar frases u órdenes positivas (evitar expresiones del tipo: “no hagas…” o “¿no recuerdas…?”) y preguntas sencillas (sí/no u opciones), señalando objetos, así como usar el “yo” o el “tú” y no el “nosotros”.
  • Hacer una escucha activa. Conversar sobre lo que le gusta o interesa, lo que fue importante en su pasado; aguardar el momento en que podamos entenderle, dándole su tiempo para que responda, repitiéndole otra vez las mismas palabras tras varios minutos y no intentando imponer nuestra lógica ante actitudes de la persona que no sean peligrosas.
  • Considerando la existencia de algún déficit sensorial (visual o auditivo), sería positivo leerle un breve texto durante un rato, siguiendo sus gustos en temas sociales, históricos, etc., para que el contenido le sea familiar en el momento adecuado a su estado de ánimo y con un tono ameno. No se aconseja prolongar la sesión de lectura más allá de la capacidad de atención de la persona.

Uso de los indicadores de calidad de las intervenciones

En este apartado se pretende mostrar la importancia que tiene la aplicación de sistemas para garantizarla calidad efectiva y la satisfacción de los servicios que se prestan a las personas usuarias en un centrosociosanitario.

Tal y como se establece en el artículo 35, apartado 2, de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, dePromoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia “Loscentros residenciales para personas en situación de dependencia habrán de disponer de un reglamentode régimen interior, que regule su organización y funcionamiento, que incluya un sistema de gestión decalidad y que establezca la participación de los usuarios, en la forma que determine la Administracióncompetente”.